First Sight es la nueva moda entre los fotógrafos de boda en Estados Unidos. Si lo traducimos literalmente significa algo así como”primera vista”. Se trata de una sesión que se realiza sólo a los novios un ratito antes de la ceremonia. Para que os hagáis una idea, sería como la sesión de exteriores que se hace en España tras la ceremonia pero antes de ésta. En dicha sesión la pareja se ve vestida por primera vez, evitando las miradas de familiares y amigos para convertir ese momento en algo más íntimo. Esta minisesión de escasa media hora de duración tiene muchos puntos a su favor:

– Los padrinos no se cruzarán delante de la cámara en ese preciso momento lleno de emoción y nervios. Agradeceréis tener fotografías de ese mágico instante para poder revivirlo y recordarlo toda la vida.

-Al hacer esas fotografías antes de la ceremonia evitaréis dejar a los invitados esperando para la copa de bienvenida. A veces incluso vosotros mismos os perdéis este momento de la ceremonia.

-Todos los nervios de ese día desaparecerán en el momento en el que os miréis a los ojos. Compartir vuestras sensaciones minutos antes a la ceremonia y ver que ambos sentís lo mismo os relajará. Desde mi punto de vista este es el mayor pro de la sesión First Sight.

-Elegir el punto de encuentro puede ser muy divertido y dará mucho juego en las fotografías: cada uno a un lado de la puerta, o con un pañuelo para tapar los ojos al novio, o de espaldas al mismo árbol…hay miles de posibilidades!!!

¿Os animáis? A mi me parece una opción genial para el día de la boda.