A veces no somos conscientes de las vueltas que da la vida para que dos personas se crucen por el mismo camino. Pero hay “tiempos perfectos” para todo y al final éste es el encargado de poner a las personas en su lugar, sólo es cuestión de paciencia. A pesar de que marta&víctor se criaron y crecieron en la misma ciudad andaluza, ambos tuvieron que ir hasta Barcelona para encontrarse el uno con el otro. No sabemos qué nos depara el destino pero al final todo llega, como llegó el gran día para esta feliz pareja. Todos los invitados quedaron deslumbrados con el precioso vestido hecho por Otaduy que escogió esta encantadora novia para su boda. El elegante ramo de Marta estaba hecho por Celine Boroli el cual llevaba eucalipto, protea, flor de algodón y rosas pálidas. Pero si me tengo que quedar con un detalle sin dudarlo me quedaba con los gemelos del novio hechos con pequeños engranajes de reloj. Enhorabuena chicos y… que vivan los novios!!!!!