A pesar de pasar todo el día mostrando seguridad en si misma, de su belleza y de su perfección, por la noche, justo antes de dormir, la duda la atacaba y se preguntaba: “Si soy tan bella y perfecta, ¿por qué sigo sola?”

Helder Amos www.365microcuentos.com