Trabajar un domingo por la mañana no cuesta nada si una sabe que se va a encontrar con una pareja como cristina&rodrigo. Son absolutamente encantadores. Las fotografías fluyeron desde el principio gracias a su naturalidad y simpatía. Pero para simpático su inseparable perrito Bilbo , protagonista de un gran número de fotos en esta divertida sesión. No me cansaré de decirlo: la sesión de preboda es la mejor forma que tengo de conocer a las parejas antes del “sí quiero” y de que éstas también me conozcan. Gracias chicos!!!