La amistad es un tema complejo. Es un sentimiento de afecto que nace en un momento determinado de nuestra vida, con una o varias personas, y que se hace cada vez más fuerte con el trato. Hay amistades fugaces como estrellas, que aparecen en ese instante preciso y decisivo como las mejores fotografías de Cartier Bresson. Llegan cuando más lo necesitas pero desaparecen en el tiempo y en el espacio sin dejar rastro, dejando su huella en nuestra memoria. Por el contrario, hay amistades para siempre, de esas que te abrazan fuerte en el reencuentro y te llenan de alegría el corazón cuando te llaman para contarte buenas noticias. Se ha dicho siempre: un buen amigo es para toda la vida. Mi experiencia me ha enseñado que hay muy poquitas cosas que duren toda la vida. Casi todo en este mundo suele tener fecha de caducidad, así que os aconsejo que cuidéis bien a vuestros amigos, mimadlos y amadlos para que vuestra amistad perdure y crezca fuerte con el paso del tiempo. Conozco a Valèrie&Juan desde hace muchos años. Fueron de mis primeros clientes y desde aquella sesión de pareja (cuando aún eran novios!!!) han contado conmigo para inmortalizar los momentos más importantes de sus vidas. Para mi son muy especiales, fueron como un “amuleto de la suerte”, desde entonces no he parado de trabajar. En aquella sesión de fotos entendí muchas cosas sobre el amor, el sacrificio, la ilusión… pero también sobre mi trabajo, cosas que no te enseñan en la carrera ni en un máster. Crear un ambiente distendido para hacer una buena sesión de fotos es el 80% de un buen reportaje y hasta que no das con una pareja tan natural y agradable como Valèrie&Juan no lo entiendes. Antes de ellos estaba más preocupada la ubicación, la luz, la velocidad de obturación, el diafragma, qué ISO usar…esas cosas salen solas con la práctica. Comprendí que lo difícil en mi trabajo no es la técnica, lo complicado es entablar un vínculo de confianza sin conocer de nada a la persona que hay detrás del visor de mi cámara para que como es, con su sonrisa más natural.

Gracias Valèrie&Juan por cruzaros en mi camino en aquel preciso instante y regalarme vuestra amistad.