REPORTAJES FAMILIARES

Todo ser humano está hecho a partir de una serie de imágenes superpuestas que la cámara desmenuza una a una. Considero que esa es la esencia de la fotografía: momentos robados de la propia vida capaces de relatar nuestro pasado. Durante una temporada me empeñé en escanear todas las fotografías antiguas que conservaban mis abuelos en sus viejos álbumes. No quería que se perdieran y pensé en lo maravilloso que sería recopilar todas esas imágenes en mi primer disco duro. Después de dos tardes con aquella tarea, descubrí que lo realmente apasionante era escuchar a mi abuela contar historias sobre cada una de aquellas amarillentas y desgastadas fotografías.

 

…esa es la esencia de la fotografía: momentos robados de la propia vida capaces de relatar nuestro pasado. Se basa en el momento eternizado, en el instante decisivo, en lo irrepetible.