Todas las bodas son especiales y es de lo más lógico: la familia más cercana se reúne y los amigos que viven lejos viajan para no perderse ese gran día. El cariño de todas esas personas se mezcla en el ambiente y es precisamente ese cariño el que hace que cada boda sea mágica. Las emociones están a flor de piel y la alegría se palpa a leguas. Pero tengo que decir que hay bodas más especiales que otras. Ojo!!! Que no lo digo porque haya más o menos cariño entre los invitados, siempre hay mucho amor en todas las bodas a las que voy!!! Mas bien lo digo  porque hay bodas donde la pareja se entrega en cuerpo y alma en la preparación de cada uno de los detalles que envuelve ese día tan especial. Nirvana&Jaime organizaron una boda de ensueño, parecían auténticos “wedding planners”. Adornaron su boda con el mismo amor que ambos se tienen, y creedme si os digo que es muchísimo. Aplaudo su trabajo porque hicieron un equipo perfecto y consiguieron una boda de 10. Todos y cada uno de los allí presentes no olvidaremos  esta boda de cuento. Los pequeños detalles son los que realmente importan a lo largo de nuestra vida. Esta pareja consiguió que cada rincón y cada momento fuera especial.

Gracias nirvana&jaime por recordarme el valor de los pequeños detalles y por adornar vuestra boda con tanto amor.